Los peores accesorios para videoconsolas que han existido

Los videojuegos se han convertido en grandes protagonistas del mundo del entretenimiento. A lo largo de los años, las desarrolladoras han buscado la innovación para conseguir una experiencia lo más realista posible durante el juego. Y una forma de conseguirlo ha sido el desarrollo de periféricos o accesorios para videoconsolas.

En este escenario, uno de los periféricos más conocidos es el volante con pedales, cuyo objetivo es conseguir un mayor realismo en juegos de automovilismo, pero anteriormente existieron componentes que fueron un desastre para los jugadores. A continuación, te enumeramos los peores accesorios para videoconsolas que han existido en los últimos años.

El accesorio para jugar a través de la mente

¿Alguna vez te has imaginado jugar a un videojuego a través de la mente? Atari quiso innovar con algo parecido, se llamaba Mindlink.

Este periférico consistía en una diadema con receptor en la parte frontal que recibía los impulsos electromagnéticos de nuestra cabeza y así transformarlos en movimientos en la pantalla.

Esta idea a priori puede parecer estupenda, pero la realidad era muy distinta. El receptor no era preciso con los movimientos, resultaba incómodo a la hora utilizarlo y producía dolor de cabeza a los jugadores.

Este prototipo fue presentado en la feria CES de Las Vegas en 1984, donde recibió malas críticas y en consecuencia no se llegó a comercializar.

Tablas para hacer ejercicio

La Nintendo Wii fue un claro ejemplo de videoconsola que daba protagonismo al movimiento de los jugadores en la vida real. Sus sensores de movimiento supusieron una revolución y sirvió como alternativa para hacer deporte en casa.

Esta consola incluía un accesorio llamado Wii Fit, una tabla que servía para hacer ejercicio mientras jugabas a los videojuegos. ¿Sabías que ya hubo uno similar hace 30 años?

Fue un invento de Atari, pero con la diferencia de que, en este caso, fue un fracaso.

Este accesorio, llamado The Joyboard, era básicamente una tabla con pulsadores que traducía los movimientos en izquierda y derecha. También ofrecía la opción de conectar un mando adicional con el fin de mejorar la experiencia del juego.

Desafortunadamente, solo hubo un juego válido para este producto, que era un simulador de esquí.

Sega, la empresa que más apostó por innovar, aunque no le salió bien

Todo el mundo conocerá la empresa de videojuegos Sega por títulos que han marcado un antes y un después como Sonic The Hedgehog, pero también será recordada por crear los peores accesorios para videoconsolas que han existido.

Un ejemplo de ello es Sega Activator. Este peculiar periférico fue otro intento de llevar los movimientos de nuestro cuerpo a la pantalla. En esta ocasión, se trataba de una plataforma octogonal con sensores infrarrojos en cada lado.

Las expectativas eran buenas, pero la realidad hacía que fuera complicado jugar con fluidez y, ni de lejos, se parecía a lo que prometía la empresa.

Otro producto que hizo Sega era el Fishing Controller. Como su propio nombre indica, iba destinado a aquellos juegos que simulaban la pesca como Sega Bass Fishing.

Contaba con un carrete que sustituía el pad analógico del mando y. para conseguir un mayor realismo, este mando peculiar vibraba cuando el pez picaba el anzuelo.

Con el paso de los años, los accesorios han ido mejorando y evolucionando, en muchos casos, gracias a la experiencia aportada por algunas de las propuestas enumeradas, porque, aunque no consiguieron los resultados esperados, sin duda, supusieron una fuente de inspiración para muchos desarrollos posteriores.

Los peores accesorios para videoconsolas que han existido es un artículo de Blogthinkbig.com.

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Fran Castillo

VEO lo que NO SE VE

 
seo o no seo precio seo
seo o no seo precio seo coste seo

Más SEO, Más CLIENTES

Posicionamiento SEO, Hosting Servidores SSD optimizados para WordPress, Diseño de páginas web WordPress

Primer ANÁLISIS SEO GRATIS! Envía un email con tu dominio a:

Josean | www.seox.es | seox@seox.es  |  656 545 123  🙂

  Licencia de Creative Commons