7 Casos Prácticos para Aprender Fotografía de Producto

La fotografía de producto puede ser fascinante, y lo mejor es que aunque ayuda tener un estudio profesional que responda a todas nuestras necesidades, también podemos conseguir muy buenos resultados con un equipo más sencillo.

Mi propósito en este artículo es demostrarte precisamente esto, a través de varios casos prácticos en los que utilizaremos diferentes materiales y formas de iluminar nuestros productos para conseguir resultados profesionales. ¿Quieres saber cómo?

Recordando las Claves de la Fotografía de Producto

Si te gusta la fotografía de producto pero no quieres o puedes invertir demasiado dinero en adquirir los mejores materiales del mercado, no te preocupes. Puedes practicar la fotografía de producto con excelentes resultados utilizando materiales más económicos y sabiendo aprovecharlos al máximo.

En esta guía te contábamos cuáles son muchos de esos materiales a los que me refiero, y en el presente artículo vamos a verlos en acción, para que compruebes que efectivamente funcionan bien y que nos ayudarán a lograr buenos resultados.

No obstante, si antes de seguir leyendo quieres repasar algunos de los conceptos claves a la hora de realizar fotografía de producto, te sugiero que le eches un vistazo a los siguientes artículos:

Aprendiendo con Ejemplos Prácticos

A continuación vamos a ver varios casos prácticos. En cada uno de ellos usaremos diferentes materiales para realizar las fotografías.

¿Qué utilizaremos en todos ellos de la misma manera? Pues obviamente nuestra cámara y una lente. En este caso hemos optado por fotografiar objetos de tamaño reducido, por lo que hemos decidido utilizar focales fijas que son más luminosas y nos dan más juego a la hora de probar con los desenfoques y la escasa profundidad de campo.

En concreto utilizaré un 50 mm. Recuerda que en fotografía de producto es importante mostrar el producto lo más fiel a la realidad posible, por eso evitaremos usar grandes angulares ya que estos tienden a deformar un poco la perspectiva. Las focales fijas, los objetivos macro y los teleobjetivos serán tus mejores aliados.

Por otro lado, piensa que el producto tiene que verse perfectamente claro y nítido. Eso conlleva que por mucho que nos gusten las aperturas máximas de nuestros objetivos y el efecto que producen, es mejor no emplearlas en todo momento. Lo ideal es buscar el punto dulce de tu objetivo y aprovecharlo. De ese modo lograrás una mayor profundidad de campo y el producto saldrá con mayor nitidez.

En cuanto a la sensibilidad ISO si puedes evitar que sea demasiado alta estupendo, porque así evitaremos la aparición de ruido.

Y en cuanto a la velocidad de obturación, dependerá mucho de la luz que tengas en la escena. Lo bueno es que estamos trabajando con objetos inanimados, por lo que si necesitas más luz, será tan fácil como colocar tu cámara sobre el trípode y aumentar el tiempo de exposición con el que trabajemos.

¿Pero cómo configuramos nuestra cámara? Pues tienes varias opciones. La primera es optar por el modo semiautomático a la prioridad de apertura de diafragma. Con este modo podremos elegir la apertura con la que queremos trabajar, que en este caso será el valor del triángulo de la exposición que más afecte al resultado final de la imagen. Y si nos hiciera falta algo más de exposición, optaríamos por utilizar el botón de la compensación de exposición.

La segunda opción es trabajar con el modo manual y directamente indicarle a la cámara los valores con los que trabajaremos. Al tratarse de una sesión en la que normalmente las condiciones lumínicas no variarán, lo ideal es trabajar con este modo para que todo el conjunto de imágenes nos salgan igual en cuanto a exposición y haya cierta continuidad entre ellas, algo que por otro lado también nos facilitará mucho el posterior trabajo de edición.

Otra de las cosas que haremos será disparar nuestras tomas en formato RAW, ya que así tendremos más margen de corrección en el momento de la edición. Y por supuesto, otro requisito indispensable será el de trabajar con balances de blanco personalizados, a ser posible utilizando una carta de gris.

En cuanto al modo de enfoque, puedes trabajar con el modo automático, o con el modo manual si quieres ser más preciso.

Y tras ver la configuración general, pasamos ahora a la acción. Como te decía antes a continuación vamos a ver hasta 7 casos diferentes en los que he intentado utilizar distintos tipos de iluminación y materiales para que veas que podemos conseguir buenos resultados de muchas formas. ¡Vamos allá!

Caso 1: Aceite de Oliva

El primero de los ejemplos que vamos a realizar es utilizando como producto el aceite de oliva. Para esta prueba, al tratarse de un producto que asociamos a algo natural, hemos querido iluminar la escena con luz natural para reforzar esa idea. Veamos los aspectos básicos:

  • Producto protagonista: Aceite de oliva
  • Tipo de iluminación utilizada: Luz Natural de Ventana + Reflector
  • Fondo: Mesa de madera
  • Atrezzo: Tabla de cortar de madera, aceitera de cristal y olivas

Esquema Utilizado

La idea es aprovechar la luz natural que entra en la estancia a través de la ventana. Lo que haremos será colocar el set de forma que la ventana quede detrás de él. ¿Por qué? Porque así lograremos un bonito contraluz, que además aprovecharemos para iluminar la escena lateralmente gracias a la ayuda de un reflector.

Preparación del Set

Mi intención es utilizar en la imagen tanto una iluminación como unos tonos suaves. Por eso lo primero que hemos hecho ha sido optar por colocar como base de la toma la propia mesa de madera. Sobre ella colocaremos una tabla de cortar de madera también, y en ella dispondremos una aceitera de cristal y unas olivas.

Recuerda que en fotografía de producto debemos cuidar el producto, por lo que en este caso limpiaremos cuidadosamente la aceitera para que no aparezcan manchas o huellas sobre ella.

Momento del Disparo

Tras tener el set montado haremos lo siguiente:

  1. Colocaremos la cámara sobre trípode para poder trabajar con tiempos de exposición más largos en caso de falta de luz, pero también para aumentar la nitidez de nuestra toma.
  2. Utilizaremos un disparador remoto, el amigo inseparable del trípode, para evitar causar trepidaciones y para trabajar de manera más cómoda.
  3. Pon el reflector de manera que rellene un poco las sombras del contraluz que tenemos. Intenta que no esté totalmente frontal para así poder aportarle un poco de volumen a la fotografía.
  4. Coloca la tarjeta de grises justo encima del set. La usaremos para exponer correctamente la foto y también para tener el balance de blancos adecuado. (Si quieres saber cómo realizar este proceso paso a paso no te pierdas este otro artículo).
  5. Dispara una toma y revisa el histograma para verificar que la exposición es la adecuada.
  6. Realiza varias fotografías, cambiando el ángulo de disparo y variando también la posición de los objetos fotografiados. En nuestro caso la idea es disparar desde un ligero picado para evitar que se vea de fondo la ventana. Lo que queremos que se vea es la tabla con el aceite sobre ella.

Momento de la Edición

Una fotografía de producto necesita de edición. No hay otra opción. Gracias al procesado podremos terminar de ajustar la exposición, darle un poco de contraste a la toma o terminar de ajustar el color para secarle todo el potencial a la imagen.

Además en este caso también eliminaremos las imperfecciones que hay en la tabla de madera o incluso en el propio producto con herramientas como el pincel corrector de Photoshop ().

Caso 2: Crema Hidratante

El segundo caso lo haremos con una crema hidratante de rostro. En esta ocasión nuestra idea es transmitir la sensación de frescura e hidratación, y para ello aprovecharemos el color de fondo y unas cuantas gotas de agua para reforzarla.

  • Producto protagonista: Crema hidratante
  • Tipo de iluminación utilizada: Luz continua. Bombillas + Paraguas Difusores
  • Fondo: Cartulina de color azul/celeste + Cristal
  • Atrezzo: Gotas de agua

Esquema Utilizado

En este caso la toma se hará desde un plano cenital, es decir, la crema estará sobre la mesa y la cámara estará totalmente perpendicular sobre ella. Lo que haremos será utilizar luz continua para iluminar la escena, y para ello usaremos bombillas led y paraguas difusores para suavizar la luz, ya que recuerda que en fotografía de producto la luz dura no suele funcionar demasiado bien.

Las fuentes de luz estarán situadas tal y como indica el siguiente esquema.

Preparación del Set

Lo primero será colocar la cartulina de color azul/celeste sobre la mesa. A continuación cogeremos el cristal y lo colocaremos sobre la cartulina, de forma que la cubra.

El siguiente paso será pulverizar con agua el cristal para que se queden en él las gotitas que nos ayudarán a transmitir la sensación de frescura.

Momento del Disparo

Tras tener el set montado haremos lo siguiente:

  1. Seguimos trabajando con la cámara sobre el trípode y el disparador remoto. En este caso el trípode lo pondremos de forma que la cámara se quede boca abajo encuadrando a escena desde un plano cenital.
  2. Es el momento de encender las luces. Usaremos dos fuentes de luz principales, formadas cada una de ellas por un portalámparas con 2 bombillas led y un paraguas difusor para difuminar la luz. Éstas las colocaremos a los dos lados del set y direccionadas hacia este.
  3. Antes de disparar las tomas haremos la prueba con la tarjeta de grises para lograr un correcto balance de blancos y exposición.
  4. Revisamos el histograma.
  5. Empezamos a disparar varias tomas.

Momento de la Edición

Al igual que en el caso anterior, en el procesado acabaremos de ajustar la exposición de la toma, así como también podremos darle un poco de contraste o terminar de ajustar el color para secarle todo el potencial a la imagen.

Caso 3: Reloj Digital

Para el siguiente ejercicio utilizaremos como producto un reloj digital.

  • Producto protagonista: Reloj digital
  • Tipo de iluminación utilizada: Caja de luz con leds
  • Fondo: Goma eva blanca + superficie reflectante blanca
  • Atrezzo: No hay

Esquema Utilizado

En esta ocasión el esquema es bastante sencillo, el que nos proporciona la caja de luz. Ya sabes que hay muchos tipos de cajas de luz, y que no todas se utilizan el mismo tipo de iluminación.

En este ejemplo usaremos una que quizá no sea la mejor, pero sí una de las más cómodas porque lleva incorporada una tira de luces led que será la que proporcione luz al set. Al ser una caja con las paredes blancas opacas, estas actuarán como reflector y eso nos ayudará a tener una iluminación bastante uniforme.

Preparación del Set

En esta ocasión será de lo más sencillo. Simplemente añadiremos una cartulina blanca o goma eva en la caja para tener el fondo perfectamente blanco y liso.

A continuación utilizaremos una superficie reflectante blanca que nos ayudará a tener un bonito reflejo del producto que añadirá profundidad en la toma. Porque no es todas las fotografías de producto hace falta utilizar atrezzo. Además al ser reflectante también reflejará la luz, algo que nos puede venir muy bien.

Momento del Disparo

Tras tener el set montado haremos lo siguiente:

  1. Preparamos trípode y disparador remoto.
  2. Encendemos la caja de luz para tener lista la iluminación del set.
  3. Añadimos la cartulina o goma eva blanca de fondo, y superficie reflectante de base.
  4. Realizamos las tomas pertinentes con la tarjeta de grises.
  5. Revisamos el histograma.
  6. Y empezamos a disparar diferentes tomas, cambiando ángulos de disparo y posición del producto para tener variedad.

Momento de la Edición

Al igual que en los casos anteriores, en el procesado acabaremos de ajustar la exposición de la toma, así como también podremos darle un poco de contraste o terminar de ajustar el color para secarle todo el potencial a la imagen.

Aquí nos aseguraremos de que el fondo sea totalmente blanco, y además también eliminaremos las posibles imperfecciones o motas de suciedad que pueda tener el producto.

Caso 4: Pintalabios

Llega el momento de probar con un producto en el que el color es una de sus principales características: un pintalabios.

  • Producto protagonista: Pintalabios
  • Tipo de iluminación utilizada: 3 Linternas
  • Fondo: Blanco +Superficie reflectante negra
  • Atrezzo: No hay

Esquema Utilizado

Para esta ocasión lo que haremos será emplear como fuentes de luz tres linternas. Sí, como lo oyes. Puede parecer cutre y poco profesional, pero antes de descartar esta opción déjame enseñarte lo que se puede llegar a conseguir con ellas si sabemos aprovecharlas.

La idea es utilizar 3 linternas. La primera de ellas la utilizaremos para iluminar el fondo. Necesitaremos que sea de color, o también puedes utilizar filtros o geles de colores para tintar la luz. Configuramos la luz roja o colocamos filtro rojo, e iluminamos el fondo blanco con ella.

La linterna número 2 la pondremos en un tono neutro, y con ella lo que haremos será resaltar el contorno del pintalabios, por ello la pondremos en un lateral desde detrás del producto. Si es demasiado intensa, lo que puedes hacer es utilizar un difusor.

Por último, la tercera linterna será la que arroje un poco de luz sobre el producto. Esta la situaremos de manera más frontal, o incluso iluminando desde arriba. Lo mejor es realizar varias pruebas hasta encontrar la iluminación que más nos guste.

Preparación del Set

Para este ejemplo trabajaremos sobre una mesa, y utilizaremos un fondo blanco. Puede valerte una pared clara, una cartulina o goma eva blanca, o si tienes fondos de tela o PVC también funcionarán genial.

A continuación utilizaremos como base la superficie reflectante que hemos empleado antes, pero en esta ocasión usaremos la negra. Y poco más, solo nos queda colocar el pintalabios sobre ella y tenemos el set listo.

Momento del Disparo

Fragmento Fototip Fotografía de Producto

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Silvia Illescas

VEO lo que NO SE VE

 
seo o no seo precio seo
seo o no seo precio seo coste seo

Más SEO, Más CLIENTES

Posicionamiento SEO, Hosting Servidores SSD optimizados para WordPress, Diseño de páginas web WordPress

Primer ANÁLISIS SEO GRATIS! Envía un email con tu dominio a:

Josean | www.seox.es | seox@seox.es  |  656 545 123  🙂

  Licencia de Creative Commons