dawid zawila 279998 unsplash e1536072702874 jpg

Estos son los 7 pecados de la memoria

Compartir:
www.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao: #seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao

¿Por qué crees que ves mi página y no la de la competencia?

Porque sabemos posicionar y conseguimos visibilidad en Internet

Posicionamiento SEO

Hosting Servidores SSD

Diseño de páginas web

Envíame un email con tu consulta o mejor hablamos por teléfono:

Josean | seox@seox.es  |  656 545 123  🙂

 

Estos son los 7 pecados de la memoria

2 Compartir

Sabemos que la memoria es algo más que recordar fechas, números y nombres. Que a través de ella construimos el mundo que percibimos, y formamos nuestra identidad. Tu memoria eres tú. Aunque no debemos olvidar que nuestra memoria es finita, trabaja con recursos limitados y tiene sus propias normas. Es normal que, a veces, nos juegue malas pasadas y nos termine “troleando” cuando queremos aprender o recuperar cierta información.

Daniel Schacter, psicólogo e investigador de la memoria, identifica 7 errores comunes que nos hacen olvidar las cosas, y nos lo presenta en su libro Los siete pecados de la memoria. Repasémoslos…

____ ¿Qué descubrirás en este post? ____

Estos son, de mano de Schacter, los 7 pecados capitales de la memoria

Schacter clasifica estos errores en dos tipos: los 3 primeros errores son por omisión: nos hemos olvidado de algo muy concreto y ya está. Y los 4 siguientes son por comisión, es decir, hemos cometido el error a la hora de intentar recordar.

Vamos a repasar todos los errores y veremos con cuántos de ellos te sientes identificado.

1. A medida que pasa el tiempo, nos cuesta recordar los detalles del contenido que estamos aprendiendo

Con el tiempo, recordamos menos. Con el tiempo, la huella de memoria se va desvaneciendo, como una huella en la playa, y tenemos que reforzarla para que ese material se convierta en un recuerdo más sólido.

2. No memorizamos bien, porque no prestamos atención

O, al menos, toda la atención que podríamos poner en ello.

3. ¿Os ha pasado alguna vez que intentáis recordar un dato concreto, por ejemplo un nombre, y no hay manera de recordarlo?

Esa sensación de tenerlo en la punta de la lengua. Pues eso es el bloqueo. Lo mejor en estos casos es desistir, puesto que mientras más lo intentemos, más se reforzará el bloqueo. Tenemos algo que está interfiriendo con la recuperación de ese recuerdo.

Y ahora, pasamos a los pecados por comisión. Atentos porque estos implican más cosas.

4. Atribución errónea

Esto pasa cuando recordamos algún aspecto de un caso o episodio correctamente, pero no nos acordamos de su fuente. Esto ocurre porque recordamos el sentido general de las cosas, pero no lo específico. Es algo muy ventajoso, porque así la memoria puede tomar mucha información de muchos lugares diferentes sin sobrecargarse.

5. Este error consiste en que le sugerimos algo a alguien que podría haber pasado, aunque no haya pasado realmente.

Esa persona, por efecto de la imaginación, termina creyendo que pasó de verdad. Nuestra mente no distingue entre la imaginación y el recuerdo. Si queréis saber por qué, podéis ver la segunda parte de esta serie.

6. Sesgo retrospectivo

Para explicar esto, tenemos que comprender que todos tenemos un filtro en nuestra manera de ver el mundo. Vivimos con unas gafas especiales que nos hacen interpretar la realidad de maneras muy concretas, y esas gafas dependen de nuestras creencias, ideas preconcebidas… La mayoría de nuestras decisiones no son objetivas, sino que se basan en nuestras convicciones.

Y de eso trata el sesgo, que nuestros recuerdos a veces están distorsionados por nuestras creencias o conocimientos actuales. Y esto puede influir en la manera en la que evocamos ciertos recuerdos. Si recordamos el pasado según nuestras creencias actuales, reforzamos esas creencias. Así que las decisiones que tomemos en el futuro, estarán regidas por ese mismo prisma.

7. Tendemos a recordar aquellos hechos que han sido negativos para nosotros con más lujo de detalles que aquellos que han sido agradables

Este, más que ser un error que nos lleva al olvido o a un mal recuerdo, es un efecto que nos hace rememorar recuerdos que no queremos recordar.  Es un mecanismo de supervivencia. Tiene más lógica que recordemos mejor aquellas cosas traumáticas y negativas, porque en el futuro nos puede salvar la vida, y que no recordemos tanto lo que nos causa placer, para que busquemos repetirlo más veces y así asegurarnos momentos seguros.

La memoria siempre trabaja con recursos limitados.

Su función no es saturarse con detalles insignificantes. Solo quiere guardar lo que sabe que nos será útil. Y estos “mecanismos”, aunque les llamemos pecados porque los concebimos de manera negativa, nos ayudan a ello.

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Álvaro Trujillo