Fotos de Animales: Misma Sesión con 5 años de Diferencia

¿Existen mecanismos para comprobar si con el tiempo nos hemos convertido en mejores fotógrafos que antes? Por supuesto y uno de ellos lo vamos a poner a prueba hoy mismo, porque vamos a repetir una sesión fotográfica con 5 años de diferencia.

Utilizaremos la misma cámara réflex que entonces y compararemos los resultados del antes y del después. Analizaremos todos aquellos fallos que cometí aquella vez y cómo la experiencia me ha ayudado a mejorar esta sesión. Toma nota, porque solo de los errores se aprende y te vendrá muy bien conocerlos todos.

Pasión por la Fotografía de Animales

Me considero amante de la fotografía de fauna, pero desgraciadamente no he tenido la oportunidad de practicarla demasiado a lo largo de mi carrera fotográfica. Lo máximo que he podido hacer es ir a recintos naturales o parques zoológicos españoles donde poder practicar este fantástico género fotográfico.

En el año 2016 visité el Bioparc de Valencia con mi actual cámara réflex, la Nikon D7100, la cual tenía solo desde hacía poco más de un año. El caso es que recientemente, revisando esas fotos me di cuenta de todos los errores que cometí y decidí resarcirme comprobando si en todo este tiempo he mejorado como fotógrafa.

Así que después de 5 años he vuelto al Bioparc, con la misma cámara y con muchos más conocimientos y práctica que antes y las fotos que he obtenido han sido muchísimo mejores. ¿Quieres saber por qué? Veamos, una a una, todas esas cosas que podría haber hecho mejor años atrás y que ahora he logrado corregir.

#1. Elección del Formato JPEG vs RAW

No hay ninguna duda, disparar mis tomas en formato JPEG fue probablemente el peor error que cometí la primera vez. Por aquel entonces todavía no tenía clara la diferencia entre JPEG y RAW ni sabía utilizar programas de revelado RAW, así que ni siquiera lo tenía activado en mi cámara.

Muchas imágenes que tenían un fuerte contraste entre luces y sombras, podrían haber sido mejor trabajadas en el revelado y se les habría podido sacar mucho más jugo si se hubiesen disparado en formato RAW.

En la segunda sesión, sin embargo, utilicé el RAW. Efectivamente es capaz de captar un rango dinámico superior y eso es estupendo a la hora de editar tus fotos para: establecer un balance de blancos correcto, intensificar colores apagados o corregir unas altas luces o unas sombras muy oscuras sin que se agreguen efectos extraños.

La información es poder y en fotografía también, esa una lección que tengo bien aprendida ahora pero que entonces supuso un muy fallo importante. Si hubiera disparado en RAW aquella vez ¡incluso ahora podría haber revelado mejor esas fotos!

#2. Uso del Modo Automático vs Semiautomáticos

Al no disponer de mucho tiempo para exponer manualmente nuestras tomas ni poder dirigir a nuestros modelos, es normal prescindir del modo manual. Pero no es lo mismo usar un modo completamente automático que un modo semiautomático, donde tenemos algo más de control.

Cuando disparé mis fotos en la primera ocasión opté por utilizar el modo auto y el resultado fueron fotos mediocres. Por un lado, al disparar por defecto con una profundidad de campo amplia el animal no destacaba sobre el fondo. Y, por otro lado, si había poca luz y se utilizaban velocidades de obturación bajas, se obtenían imágenes trepidadas.

Entonces aún no conocía las ventajas de trabajar con los modos semiautomáticos, pero en la segunda sesión fueron mi mejor aliado. Cuando los animales estaban estáticos opté por el modo de prioridad a la apertura, en el que yo le decía la apertura que quería y la cámara calculaba el resto. Así obtuve fondos más desenfocados donde el sujeto destacaba.

Mientras que, cuando los animales estaban en movimiento, optaba por el modo de prioridad a la velocidad. Así podía elegir velocidades de obturación más altas que congelasen al sujeto y era la cámara la que calculaba los otros parámetros más óptimos.

#3. Tipo de Teleobjetivo Escogido

Ahora te preguntarás si utilicé la misma lente en ambas ocasiones. Si te fijas en las fotos de la antigua sesión, los animales están un poco más alejados en general. En este parque zoológico viven en una especie de semilibertad, por lo que están bastante lejos de las personas y un teleobjetivo es esencial utilizarlo en una situación así.

El primer teleobjetivo que tuve fue uno de kit, un 55-200 mm Nikkor que venía en el pack cuando me regalaron mi primera cámara réflex, la Nikon D60. Como la montura es compatible con la Nikon D7100, esa fue la lente que usé en 2016.

Sin embargo, en esta segunda sesión trabajé con un teleobjetivo con un pelín más de calidad óptica, un 70-300 mm Nikkor. Cabe destacar que la apertura máxima es la misma en ambas lentes, f/4.5-5.6 y ninguna contaba con estabilizador de imagen.

En realidad, lo más interesante de usar este otro teleobjetivo es que contaba una distancia focal un poco más larga. Esos 100 mm extra me han permitido acercarme más a los animales y conseguir tomas más atractivas, aunque siga siendo un teleobjetivo bastante limitado.

#4. Disparo a Pulso vs Uso de un Monopié

¿Y qué pasa cuando no tenemos estabilizador de imagen y usamos focales largas? Pues que si hacemos las fotos a pulso, las posibilidades de que nos puedan salir trepidadas son muy altas.

En muchas fotografías de la primera sesión me encontré con que los animales salían movidos o que había zonas que no eran del todo nítidas. Esto ocurrió porque al disparar a pulso, en modo automático y no tener ningún punto de apoyo, la cámara usaba velocidades bajas para compensar la exposición y es así como se echaban a perder.

Sin embargo, en esta segunda sesión llevé conmigo un accesorio que lo cambió todo, el monopié. Puesto que entrar con un trípode en muchos recintos suele estar prohibido para que no se convierta en un obstáculo para la gente, pensé en esta alternativa que, además de ser más segura, me daba la estabilidad que necesitaba.

Con este accesorio, fue como conseguí hacer fotos sin que salieran trepidadas y sin necesidad de un estabilizador, disparando incluso con el 300 mm. Si no tienes un monopié, recuerda que apoyándote sobre superficies sólidas como un árbol, una pared o un saliente también obtenemos mayor equilibrio y firmeza.

#5. Tipo de Enfoque Automático Utilizado

Fragmento Fototip Antes/Después Fotos de Animales

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Tina Tatay

VEO lo que NO SE VE

 
seo o no seo precio seo
seo o no seo precio seo coste seo

Más SEO, Más CLIENTES

Posicionamiento SEO, Hosting Servidores SSD optimizados para WordPress, Diseño de páginas web WordPress

Primer ANÁLISIS SEO GRATIS! Envía un email con tu dominio a:

Josean | www.seox.es | seox@seox.es  |  656 545 123  🙂

  Licencia de Creative Commons