China aumenta en un 51% su red de carga para vehículos alternativos

www.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao:
#seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao



La red de carga para vehículos alternativos en China, tanto eléctricos como de hidrógeno, ha crecido un 51% en 2017.

Durante el pasado 2017 la red de carga de vehículos alternativos ha crecido un 51% en China. Lo ha revelado el ministro de Industria y Tecnologías de la Información del país. El sistema está formado por estaciones de carga eléctrica e hidrogeneras, las instalaciones donde se cargan los coches de hidrógeno.

En cifras, la red de carga de China ha aumentado hasta las 214.000 estaciones. Ya es la más grande del mundo en comparación con las de otros países. Pero es que los planes van más allá. El objetivo del gigante asiático para 2020 es contar con medio millón de puntos de carga públicos.

La apuesta por la movilidad eléctrica en China es enorme. Tanto que el Ministro de Industria y Tecnologías de la Información ha señalado que la amplia red de carga del país no es suficiente para cubrir la demanda. Y es que el mercado de coches eléctricos del gigante asiático ya es más grande que el resto de mercados juntos.

Solo el pasado año se vendieron en China 777.000 vehículos alternativos. Aunque es cierto que entre estos hay que contar no solo a los eléctricos o de pila de hidrógeno sino también a los híbridos. Los planes del gobierno para 2020 implican un incremento de esta cifra hasta alcanzar los dos millones de unidades vendidas al año.

La Asociación de Fabricantes de Automóviles de China espera que las ventas de los vehículos alternativos crezcan un 40% durante este año. A este ritmo parece posible llegar al objetivo de ventas de los dos millones en 2020.

En las calles de las ciudades chinas ya circulan decenas de miles de coches eléctricos. A esto hay que sumarle el empuje de los autobuses. Solo en Shenzhen, uno de los centros tecnológicos del país, toda la flota pública de este tipo de vehículos ha pasado a ser eléctrica. Esto significa que unos 16.000 autobuses han dejado de usar motores de combustión.

No cabe duda de que el país asiático se ha tomado en serio el cambio en el paradigma de la movilidad. Uno de los motivos puede encontrarse en las altas tasas de contaminación que sufren los grandes centros urbanos. La contribución de los vehículos alternativos a desterrar las emisiones es una de sus principales ventajas. Se trata de un beneficio que muchas veces solo se contempla en su vertiente medioambiental. Sin embargo, cada vez importa más su vertiente social.

Imágenes: Remko Tanis, hans-johnson

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Pablo G. Bejerano