Comienza la revolución de la rueda: ahora resiste deformaciones

www.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao:
#seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao



La NASA crea una rueda que resiste deformaciones, es decir, no se pincha. Por ahora es un estudio para Marte, pero ya se investiga su implantación en nuestro planeta.

Constantemente conocemos el hallazgo de un nuevo planeta fuera del Sistema Solar. Pero, dentro de nuestras fronteras espaciales, la vista está puesta en Marte. El planeta rojo es el principal aliciente de numerosas investigaciones. De hecho, la NASA prepara su Misión Mars 2020, mientras también existen cinco misiones operativas relacionadas con nuestro vecino en la actualidad.

En este contexto, se han inventado numerosas tecnologías para hacer realidad este sueño. Estudios que cumplen su misión en el planeta rojo, pero que también pueden tener sus aplicaciones en el nuestro.

Ahora, el laboratorio Glenn Research Center de la NASA ha desarrollado una nueva rueda que soporta deformaciones. ¿Su nombre? Superelastic Tire y está fabricada con un material de aleación de titanio y níquel; así como con tecnología usada ya por vehículos especiales llevados a Marte. De hecho, la llanta está inspirada en los vehículos de la misión Apolo a la Luna.

La “reinvención de la rueda”

La NASA llevaba ya tiempo buscando un material que pudiera perfeccionar las ruedas usadas en sus vehículos espaciales, lo que ha supuesto un punto de reflexión en el concepto de la rueda. De hecho, los propios investigadores han denominado este rediseño como la “reinvención de la rueda”. Una de sus principales diferencias con la rueda convencional es su memoria. Este nuevo concepto es capaz de sufrir una alteración y volver a su estado original sin ninguna secuela. Según declaraciones del laboratorio Glenn citadas en la BBC Mundo, “el resultado es un neumático que puede soportar una deformación excesiva sin daño permanente”.

La malla de titanio y níquel se puede adaptar a numerosos tipos de suelos como rocas de gran tamaño o terrenos arenosos, y sin perder la tracción. Esto también posibilita una gran durabilidad al ser más resistente a los golpes y evitar posibles pinchazos.

Una rueda con un 10% de deformación

De hecho, su capacidad de deformación asciende hasta un 10% cuando la media oscila entre el 0,3% y 0,5%. Además, su flexibilidad permite hacer más ligero el eje de las ruedas y mejorar el nivel de carga de un vehículo. Gracias a estos avances se produciría un ahorro de combustible.

Además de esta plasticidad, el material con el que está fabricado, aleación de titanio y níquel, tiene la flexibilidad de poder mezclarse con otros componentes. Esto significa que se podría mejorar sus diferentes características como el agarre o la tracción.

Por el momento es solo un prototipo y su uso está destinado para suelos extraterrestres. Pero, ya se está pensando en sus posibles aplicaciones, aquí, en la Tierra. Si bien es cierto que requeriría adaptaciones para vehículos como aviones o maquinaria agrícola, ya conforma una alternativa viable para las ruedas del presente.

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Marisol Peña