Este es el robot de la NASA que buscará rastro de vida en Marte

www.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao:
#seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao



El Mars 2020 Rover será el vehículo que la NASA enviará a Marte para buscar evidencias de vida extraterrestre en el planeta.

El aterrizaje del Mars Curiosity en el planeta rojo se produjo en agosto del 2012. Desde ese momento, el ‘rover’ de la NASA ha enviado información sobre Marte a la Tierra. Lo sigue haciendo y los datos que llegan siguen siendo de alto interés científico. Pero pronto llegará un nuevo ocupante a la superficie marciana.

El sucesor del Curiosity está al caer. La NASA tiene en avanzado estado de desarrollo el Mars 2020 Rover, el vehículo que despegará rumbo a Marte a mediados de ese mismo año. No llegará, sin embargo, hasta 2021 (Curiosity viajó durante más de ocho meses antes de pisar el suelo marciano).

En la nueva misión los científicos de la NASA han invertido unos 2.000 millones de presupuesto. En unos momentos donde la carrera espacial no es precisamente donde más capital se invierte, se trata de mucho dinero. Para hacerse una idea de las mejoras que se han practicado en el Mars 2020 Rover, en el diseño de siete nuevos instrumentos para captar la atmósfera y analizar muestras de roca y polvo, se han gastado 134 millones de dólares.

El nuevo rover está basado en Curiosity y en Opportunity (el anterior vehículo). Ni qué decir tiene, cuenta con una serie de mejoras, tanto en el instrumental que monta como en las ruedas. Su medio de desplazamiento se ha robustecido y también lo ha hecho su equipamiento para procesar las muestras.

El objetivo de la misión será buscar rastros de vida en Marte. Como colofón, tal vez, el Mars 2020 Rover pueda respondernos a si estamos solo en el universo. Aunque más bien cabría decir que su respuesta iría más en el sentido de que estamos acompañados. Pues, para dar la otra contestación, aún quedan muchos planetas por explorar.

La NASA también está desarrollando una nueva tecnología de aterrizaje. Con ella el vehículo podrá tomar más riesgos y adentrase en zonas antes no permitidas. Estas áreas coinciden con las que fueron ricas en agua hace 3.500 millones de años. Allí podría haber habido algunas formas de vida primitivas, como bacterias.

Es la diferencia entre el Curiosity y su sucesor. El primero buscaba sobre todo evidencias de vida actual. El nuevo vehículo tratará de encontrar restos de vida del pasado.

Un arsenal de cámaras

El Mars 2020 Rover cuenta con 23 cámaras para apoyar sus movimientos. Siete de ellas proporcionarán imágenes de alta resolución de las muestras que el robot recoja. Otras nueve estarán orientadas en todas direcciones, con el objetivo de que los controladores manejen con mayor seguridad el vehículo.

Las siete cámaras restantes se ocuparán del descenso y el aterrizaje. Es el momento más decisivo de la misión y en el que más posibilidades hay de que algo falle. De ahí que se haya dedicado casi un tercio de la capacidad audiovisual a esta maniobra.

Imágenes: NASA

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Pablo G. Bejerano