Este robot se basta para producir lechuga dentro de un edificio

www.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao:
#seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao



La empresa Iron Ox ha construido un robot capaz de gestionar por sí solo un cultivo de lechugas en el interior de un edificio.

Los cultivos en el interior de edificios llevan tiempo en desarrollo. Hay incluso proyectos de envergadura que se llevan a cabo, con el fin de conseguir una nueva forma de agricultura. Sus impulsores hablan de ventajas sobre los cultivos tradicionales que al final se traducen en ahorro de costes. Se usa menos agua, menor superficie de tierra y no requieren pesticidas.

En este contexto se encuadra Iron Ox , una startup de Silicon Valley que se ha decidido a mejorar las propuestas de cultivos en el interior de edificios. Y lo ha hecho mediante la automatización. Es un paso lógico después de que otros proyectos hayan logrado llevar la agricultura del campo al interior de una nave industrial.

El planteamiento de Iron Ox tiene unas bases de ahorro de costes claras. En la misma línea que la agricultura vertical, bajo techo, en general. Se hace porque resulta más barata y esta empresa ha llevado el razonamiento al extremo. Han creado un robot capaz de realizar todos los trabajos necesarios para que una lechuga esté lista para venderse. Desde plantar las semillas a empaquetar el producto : este robot lo hace todo de forma autónoma.

Con este tipo de tecnología Iron Ox no solo obtiene todos los ahorros derivados de los cultivos de interior. También se ahorra la mano de obra , que puede llegar a representar el 50% del coste de producción. Su idea es que las lechugas que cultiven sean un producto de masas, asequible para todos.

El robot se ocupa de plantar las semillas en una bandeja de espacio reducido. Cuando las plantas crecen, la máquina las trasplanta a otra bandeja donde tienen más espacio para desarrollarse. Incluso hay un nuevo trasplante para favorecer el crecimiento del vegetal. Aunque otro de los motivos de estos movimientos es ir dejando hueco libre para que crezcan nuevas semillas.

Todo está controlado. Cada espacio tiene sus condiciones idóneas: uno, para la germinación de las semillas, otros, para su desarrollo. El robot incluso es capaz de recoger las lechugas y llevar a cabo el packaging.

El de Iron Ox no es el único ejemplo de empresas que favorecen los cultivos con luces LED y condiciones hidropónicas dentro de edificios. En Japón se abrió hace tres años una gran fábrica donde se producen también lechugas. En Estados Unidos hay otras empresas que han empezado a andar su propio camino en esta dirección.

Imágenes: M Prince Photography, Iron Ox

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Pablo G. Bejerano