“¡La bola entró!” El día en que Messi dio la razón a McEnroe

www.seox.es


La tecnología aplicada al deporte

soluciones innovadoras para mejorar el rendimiento de los deportistas

 

“¿Bromea o qué? ¡La bola entró!”, fue la frase, pero en inglés, con la que John McEnroe le reclamó al juez Ted James una pelota dudosa a su favor durante un partido de primera ronda del Torneo de Wimbledon; una frase de un ya lejano 1981 que se popularizó, que se empleó incluso en publicidad y que, tan solo hace unos días, ha recuperado el argentino Leo Messi tras ver cómo el árbitro de un encuentro de fútbol no daba gol a un balón enviado por él mismo más allá de la línea que cruza ambos palos de la portería. “¡La bola entró!”, parecía decirle a quien no había dado validez al tanto, Iglesias Villanueva, mientras se dirigían a los vestuarios en el descanso del enfrentamiento.

Más de 35 años después, el mundo del tenis ya no tiene que encarar este tipo de errores de apreciación. En 2005, el ojo humano fue sustituido por un sistema informático llamado ojo de halcón que genera una imagen de la trayectoria de la pelota y que puede ser utilizado por los jueces para decidir en jugadas dudosas. En el caso del fútbol, la tecnología también está abriéndose paso con soluciones como el VAR, un mecanismo basado en la colocación de 14 cámaras de alta frecuencia en el techo de los estadios que, con tecnología de localización 4D, sitúan el balón incluso cuando solo es visible una pequeña parte. Tras el reciente “gol fantasma” de Messi en el partido en el que el Barcelona se enfrentaba al Valencia, cobra fuerza la idea de que la Liga española lo implemente de cara a la próxima temporada.

La tecnología practica deporte

Cada vez es más frecuente que la innovación tecnológica aporte soluciones a los retos a los que se enfrenta el deporte, o a las nuevas necesidades de los deportistas, cada vez más preparados para conseguir marcas que hace pocos años se consideraban infranqueables.

En este sentido, Wayra, la aceleradora corporativa de Telefónica Open Future_ se alió hace unos meses con la Rafa Nadal Academy by Movistar para buscar proyectos tecnológicos aplicables a sus instalaciones. Fruto de esta convocatoria dirigida a emprendedores -se presentaron cerca de 200 startups procedentes de Asia, Europa, Norteamérica, Latinoamérica y Oceanía- es la colaboración directa que la prestigiosa escuela de tenistas ha establecido con iAltitude, la startup ganadora, actualmente acelerada en Wayra Madrid, que presentó una plataforma de entrenamiento personalizado de altitud simulada que acerca las enormes ventajas de esta práctica, sin necesidad de que el deportista esté concentrado durante semanas en lugares de altitud natural. Además, mantiene sus efectos durante todo el año, lo que hace que este sistema se valore como la clave del entrenamiento del futuro.

[embedded content]

Hay otros muchos ejemplos de soluciones tecnológicas que están ayudando a transformar este sector, ofreciendo servicios a quienes practican deporte. Tales son los casos, entre otros, de FLEAP (startup acelerada en el espacio de crowdworking de Bizkaia Open Future_), un wearable que se coloca en el pie y que es capaz de ayudar a mejorar la forma de correr, a través de las múltiples variables que mide; de Sportafolio.com (Wayra Perú), una comunidad de running de Latinoamérica en la que los runners pueden medir su rendimiento, compararlo con amigos, competir en retos o acceder a diversos premios; o de Meteo Sport (Baleares Open Future_), una aplicación que facilita la planificación de actividades deportivas gracias a la fiabilidad de sus predicciones meteorológicas: da a conocer el estado de rutas en el momento deseado.

En otros casos, la innovación tecnológica está acercando al mundo del deporte nuevas perspectivas y experiencias. En este sentido, se pueden citar los trabajos desarrollados por startups como Firstvision (Wayra Barcelona), pioneros en el sector de los wearable electronics que integran tecnología punta audiovisual y de transmisión por radiofrecuencia en camisetas y protecciones para deportistas de élite en alta competición (es la única compañía del mundo con productos capaces de transmitir el punto de vista de un profesional en directo en partido oficial); o por Minglvision (Wayra UK), una solución que ofrece una emisión de televisión personalizada, a través de diversos ángulos en la que cada espectador elige cómo quiere disfrutar del partido, carrera, etc., y puede cambiar de perspectiva en tiempo real, sin problemas como el buffering.

La gestión de espacios deportivos y la mejora de relación con deportistas conforman otro pilar que la tecnología está mejorando. Aquí podemos citar soluciones como PadelManager (Andalucía Open Future_), una plataforma online que brinda un servicio integral de gestión deportiva, organización y regulación, dando solución a todas las demandas de clubes y jugadores aficionados; FitCo (Wayra Perú), un software y app para el crecimiento de gimnasios y centros deportivos que ofrece tablero de negocio, control de acceso, gestión de clases, punto de venta, etc.; o MySocialFit (crowdworking Sapiem), una plataforma que conecta profesionales freelance y centros deportivos con usuarios que quieran hacer deporte.

Para terminar, casos como los de LigaFun (Bizkaia Open Future_), un juego online basado en el rendimiento real de deportistas de cualquier nivel; o el de Wembley Studios (Castilla y León Open Future_), especializados en el desarrollo de apps deportivas con el fin de ofrecer experiencias para fidelizar a los fans, muestran cuánto está cambiando el ocio relacionado con la práctica deportiva.

Sí, el deporte se está transformando; está aceptando la llegada de última tecnología, la cual ayudará a mejorar resultados y experiencias. Aunque en las pistas, en los terrenos de juego, seguirán siendo ellos, los atletas, jugadores, etc., quienes deban seguir sudando la camiseta, y los árbitros y jueces los que interpreten, más allá de los datos objetivos que aportan con mayor exactitud las distintas apps y plataformas, las intencionalidades y otras cuestiones subjetivas que precisan, en todo caso, del factor humano.

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Miguel Angel García Sánchezwww.seox.es


Related Post