Ocho hoteles en la zona de Barcelona para quedarse de vacaciones

Cataluña es la comunidad de España que más visitantes extranjeros recibe cada año, con 19,1 millones de turistas solo en 2017. Barcelona es su principal reclamo, con citas imprescindibles como Las Ramblas, la Sagrada Familia y su puerto. Pero muchos hoteles han apostado por convertirse en un atractivo, algo que en algunas ocasiones aprovechan también los autóctonos.

Proponemos ahora ocho establecimientos de lujo que, por ellos mismos, merecen convertirse en un destino y destacan por una particularidad que los hace únicos.

1. Modernismo en la Casa Fuster. Situado en un extremo del célebre Paseo de Gracia, el inmueble fue construido en 1904 por el arquitecto modernista Lluís Domènech i Muntaner, autor también del Palau de la Música. Se restauró completamente en 2004. Es recomendable perderse en sus estancias y explorar la fachada llena de motivos del Noucentisme catalán.


2. Una playa a los pies. Varios hoteles compiten en Barcelona por el podio de las mejores vistas, pero el W es el único que puede presumir de la sensación de estar navegando desde sus plantas superiores. Además, ninguno cuenta con una playa a sus pies, literalmente, lo que supone otra manera de disfrutar la ciudad durante sus bochornosos veranos.

3. Un hotel para el vino. Integrado en su entorno como si de un conjunto de botellas de cava se tratase, este establecimiento, con apenas 13 habitaciones, se levanta en la zona cero de los espumosos catalanes, en Vilafranca del Penedès, cerca de Barcelona. Viñedos y bodegas rodean a un hotel en el que se puede participar en una vendimia o recibir una sesión de vinoterapia.

4. Lección de urbanismo. Es el hotel más alto de la ciudad de Barcelona porque está ubicado en el monte Tibidabo. Desde él se pueden contemplar, desde una altura de 500 metros sobre el nivel del mar, los trazos rectos del Ensanche, ideado por Ildefons Cerdà, y los espectaculares amaneceres que despiertan a Barcelona gracias a los caprichosos reflejos del sol en sus playas.


5. Comer entre estrellas Michelin. ¿Qué tal disfrutar de una gastronomía local en pleno centro de Barcelona? ¿Y si la directora de sus restaurantes es Carme Ruscalleda, ganadora de siete estrellas Michelin? El Hotel Mandarin tiene seis espacios para cultivar los cinco sentidos, pero especialmente uno: el del gusto. Los restaurantes son Moments, Blanc, El Arrayan, Banker’s Bar, Jardín Mimosa y Terrat.

6. Jugar en el casino. Además de asistir a un festival de música en verano en sus jardines y de disputar un partido de golf en un césped envidiable, el complejo del Castillo de Peralada, que data del siglo XIV, alberga uno de los hoteles más lujosos de la Costa Brava. También cuenta con un casino para apostar en la ruleta o en sus múltiples máquinas de azar. Si te decides por la primera, asegúrate de elegir el tipo de ruleta con más posibilidades para ganar.


7. Un spa entre el cielo  la tierra. Levantado para recibir los Juegos Olímpicos de 1992, el Hotel Arts cuenta con el único spa con espectaculares vistas a la playa y a los principales monumentos de la ciudad. El 43 The Spa debe el número de su nombre a la planta en la que está situado, entre el Mediterráneo y el cielo, para salir como nuevo en cuerpo y mente.8. Solo adultos. Es el hotel contracorriente. No están permitidas las fotos. Menos aún, las mascotas. Y tampoco los niños. Son condiciones que muchos comienzan a buscar al buscar un hotel para asegurarse de que su estancia será tranquila. The Wittmore está en pleno Barrio Gótico de Barcelona y su decoración está inspirada por el elegante gusto británico.





¿Te gustó esta historia?
¡Con un “Like” podrás ver muchas más!

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: muhimu

VEO lo que NO SE VE

 
seo o no seo precio seo
seo o no seo precio seo coste seo

Más SEO, Más CLIENTES

Posicionamiento SEO, Hosting Servidores SSD optimizados para WordPress, Diseño de páginas web WordPress

Primer ANÁLISIS SEO GRATIS! Envía un email con tu dominio a:

Josean | www.seox.es | seox@seox.es  |  656 545 123  🙂

  Licencia de Creative Commons