alternativas tripode 734x489 jpg

10 Cosas que Puedes Hacer si te Olvidas del Trípode

Compartir:
www.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao: #seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao

¿Por qué crees que ves mi página y no la de la competencia?

Porque sabemos posicionar y conseguimos visibilidad en Internet

Posicionamiento SEO

Hosting Servidores SSD

Diseño de páginas web

Envíame un email con tu consulta o mejor hablamos por teléfono:

Josean | seox@seox.es  |  656 545 123  🙂

 

A todos nos ha pasado. Salir de casa equipados con nuestra cámara y algún objetivo extra por si acaso, pero lo justo para no tener que cargar con demasiado equipo. Llegamos al lugar que queríamos visitar y entonces ocurre, nos encontramos con una bonita escena para retratar, pero nos falta una cosa para poder realizar ese efecto seda o combatir la falta de luz… nuestro trípode. En este artículo veremos qué trucos podemos emplear cuando nuestro trípode se queda en casa. La Estabilidad que Necesitas y Te Aporta un Trípode Los trípodes se usan como plataforma de sujeción cuando se requiere una base estable para tomar una foto. En multitud de ocasiones, especialmente en condiciones de baja iluminación o cuando la velocidad de obturación tiene que ser baja, la ausencia de trípode provoca fotos borrosas o movidas echando a perder el trabajo (en el mejor de los casos), o te impide capturar momentos únicos (en el peor de los mismos). Es altamente recomendable incluir siempre, entre los elementos de nuestro equipo fotográfico, un trípode, pero habrá ocasiones que o bien nos lo olvidemos, o bien no podemos cargar con él. Para que notes lo menos posible su ausencia, veamos qué consejos puedes seguir. 1. Apóyate la Cámara contra una Superficie Firme Una de las situaciones en la que más echamos en falta el trípode es cuando la velocidad de obturación de tu cámara toma valores muy reducidos, ya que para obtener buenos resultados es necesario que la cámara permanezca lo más fija posible en el momento del disparo, evitando todo tipo de vibraciones o movimientos. Si no disponemos de trípode, lo que podemos hacer es buscar una superficie firme y apoyar la cámara contra ella. Una columna, una puerta, una pared, un poste o un árbol pueden servir. Apoya uno de los laterales de la cámara contra la pared y presiona el extremo opuesto con una de las manos: de este modo mantendrás fija la cámara. Trata de mantener la posición desde el momento del enfoque hasta que la fotografía haya sido tomada. Al tratarse de elementos estables, si apoyamos la …
SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Silvia Illescas