SpaceX lanza su primera misión solo con hardware reutilizado

www.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao:
#seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao



Es la primera vez que la compañía de Elon Musk se sirve para una misión de un cohete y una cápsula utilizados anteriormente.

La filosofía de SpaceX consiste en reutilizar el hardware que emplea para sus misiones. En esto se basa la razón de existir de la empresa. El problema que quería resolver desde su nacimiento es evitar que los costosos equipos de exploración espacial se pierdan en el espacio. Y es que esta dinámica genera dos inconvenientes: uno de ellos es que se desaprovechan los recursos. Construir un cohete es demasiado caro como para que solo se use una vez. Pero además, si solo se usa una vez contribuirá a engrosar el amasijo acechante de basura espacial.

Sin embargo, pese a los años que lleva operando (SpaceX se fundó en 2002), la compañía solo había reutilizado ciertas partes de su catálogo. Ha sido últimamente cuando ha comenzado a reutilizar sus cohetes Falcon , algunas veces con un rotundo fiasco. Lo que no había hecho hasta ahora es reutilizar tanto el cohete Falcon 9 como una cápsula Dragon.

Lo ha hecho en una misión de abastecimiento a la Estación Espacial Internacional. Y es importante porque marca un hito en el objetivo principal de SpaceX: emplear hardware reutilizado. La idea es que la exploración espacial no salga tan tremendamente cara.

La NASA ha jugado un papel importante también, pues ha dado un voto de confianza a la compañía de Elon Musk. Y es que hace algo más de un año, un lanzamiento en Cabo Cañaveral de un Falcon 9 resultó en una explosión. Sin embargo, ha sido precisamente desde esas mismas instalaciones desde donde ha partido la misión.

[embedded content]

El simbolismo para SpaceX es claro: ha triunfado donde antes tuvo un bache. Pero las implicaciones de la misión CRS-13 (así se llama este proceso de abastecimiento a la EEI) van más allá. Queda claro que la NASA apuesta por el hardware reutilizado.

La cápsula Dragon llevaba más de dos toneladas de carga para la Estación Espacial Internacional. Consistía en provisiones, así como material de investigación para los tripulantes. Y, curiosamente, entre la carga hay un sensor para monitorizar la cantidad de basura espacial que rodea a la estación.

La misión se ha sucedido con normalidad y ante el alborozo de las personas que la han contemplado en directo. Primero el cohete ha despegado con éxito y después la cápsula se ha separado sin incidencias hasta llegar a la EEI. Tal vez la parte más compleja, el retorno del Falcon 9 y su aterrizaje, también se han producido sin contratiempos. Ahora SpaceX puede tornar su mirada a proyectos de mayor calado, como el colosal Falcon Heavy.

Imagen: SpaceX

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Pablo G. Bejerano