La isla “bebé” que ayudará a desvelar el pasado de Marte

www.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao:
#seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao



La erupción del volcán Hunga propició el nacimiento de Hunga Tonga-Hunga Ha’apai en el Pacífico Sur. Su proceso de formación y su relieve podrían acercarnos a los que sucedió los primeros días del planeta rojo.

La Mision Mars 2020 sigue su curso para buscar rastro de vida en Marte y comprender un poco más su composición con el Mars 2020 Rover.

En la actualidad, el pasado del planeta rojo está sujeto a numerosas teorías como la que acaba de proponer un equipo de investigación de la Universidad de Oxford, publicada en la revista Nature. Según este artículo, el planeta se quedó sin agua hace unos 3.000 millones de años. De esta forma, una parte se habría evaporado, mientras que otra habría sido absorbida y estaría en el subsuelo rojo.

Una hipótesis más que intenta descifrar el enigma que se cierne entorno a Marte. Ahora, la vista está puesta en una isla volcánica de alta mar, Hunga Tonga-Hunga Ha’apai.

La isla “bebé”, como así la llaman, emergió de las profundidades del fondo marino en el Pacífico Sur en 2015 y cuenta con apenas 200 hectáreas. Su formación se debe a la erupción del volcán submarino Hunga: el magma caliente entró en contacto con el agua fría produciendo una fuerte explosión de cenizas y rocas.

Este proceso se conoce como erupción surtseyana, un fenómeno que hace referencia al origen de Surtsey (Islandia). Este tipo de islas son distintas química y geológicamente a las surgidas por procesos volcánicos más lentos. En los últimos años nació una en el Mar Rojo y otra cerca de Japón.

Su esperanza de vida se sitúa entre 6 y 30 años

Su particular constitución vaticinaba una rápida desaparición, principalmente debido a embestidas de vientos y corrientes marinas. Durante sus primeros meses de vida cambió constantemente de forma. Pero, dos años después, la isla se estabilizó y continúa en pie. De hecho, la NASA acaba de cifrar su esperanza de vida entre 6 y 30 años.

Un hallazgo muy importante para la comunidad científica al ofrecer una gran oportunidad para conocer mejor Marte. La NASA cree que su nacimiento podría ser similar a los procesos geológicos vividos en el planeta rojo. Una mezcla de aguas cálidas, turbulentas, saladas y acuosas.

De esta forma se espera obtener una secuencia de erosión de la isla “bebé” y constituir un prototipo que permita comprender la formación marciana. Aunque todavía se está investigando las condiciones químicas que permitieron a Hunga Tonga-Hunga Ha’apai resistir a la erosión.

“Encontrando esos rastros en Marte será posible determinar si el agua en este planeta era lo suficientemente profunda y presente durante el tiempo suficiente para causar erosión”, explica el estudio sobre la isla citado por la BBC Mundo.

De ser así, el experimento de la isla “bebé” junto con otras teorías como la de la Universidad de Oxford podría acercarnos a los que sucedió los primeros días del planeta rojo. Esto facilitaría el trabajo del Mars Rover en su llegada a Marte para el año 2020.

SIGUE LEYENDO…
Ir a la fuente / Author: Marisol Peñawww.seox.es | seox@seox.es | 656545123 | SEO y Posicionamiento en Bilbao:
#seox #seobilbao #posicionamientobilbao #paginaswebbilbao